Comprometidos con los negocios de barrio de Chile

Nelson Quintanilla, almacén “El Vecino”, Macul

“El curso me ayudó a ser creativo y a realizar un emprendimiento paralelo”

 

 

Nelson siempre está pensando en cómo hacer crecer su negocio. Luego de realizar el curso implementó varios cambios en su local que lo han ayudado a aumentar sus ventas y a plantearse nuevos desafíos. Fue así como como nació “Romichoc” una galleta bañada en chocolate que Nelson elabora en su negocio y que ha sido todo un éxito de ventas

 

¿Cómo se enteró de este curso?

Me enteré por internet al azar, de repente me di cuenta que había un curso y como a mí me gustan los cursos, me interesé. Lo fui viendo y gustó que fuera on line, me di cuenta que tenía tutores y lo tomé. Los tutores me ayudaron mucho a resolver dudas que iban surgiendo, me dieron las pautas para ir haciendo el curso. Otra cosa que me gustó del curso es que es interactivo, tiene videos y las historias que cuentan son cotidianas a nosotros, como la historia de la señora Amalia que tenía el desorden con los productos y después se va organizando. El curso no es difícil de hacer.

 

¿Tuvo apoyo de su familia para realizar este curso?

Sí, de mis hijas Romina y Natalia, las dos estudian pedagogía. Ellas me alentaban y estaban muy contentas por la decisión que tomé de realizar el curso, incluso me llamaban para preguntar si había avanzado porque hubo días en que no hacía nada porque estaba cansado y ellas me llamaban, me motivaban. En general hacía el curso entre las 23.00 y 00.00 de la noche, era el tiempo que le dedicaba al curso.

¿Qué cambios realizó?

A medida que iba haciendo el curso comencé a realizar cambios, por ejemplo ordenar los productos por familia. Si las cosas están desordenadas la gente mira, mira y no encuentra lo que busca, en cambio si los productos están ordenados es más simple para los clientes y para mí. Otro cambio que realicé es el saludo a los clientes para engancharlos, en el curso decían que era muy importante atraer al cliente y así lo hago, siempre los saludo, los miro y les deseo un buen día cuando se van.

 

“Mis ventas aumentaron y ahora entra mucho más gente al negocio”

“Este curso me ha ayudado a mejorar mi calidad de vida…”

También coloqué un mesón en la entrada del negocio que me sirve mucho ya que ahí mis clientes pueden consumir alimentos como desayunos y colaciones. La idea es ser creativo y no colocar todos los huevos en la misma canasta por lo mismo también cree un emprendimiento paralelo, estoy elaborando unas galletas que vendo a mis clientes.

¿Cuéntanos sobre ese emprendimiento?

Gracias a lo que aprendí en el curso, tuve la idea de realizar un emprendimiento paralelo, elaboré una galleta bañada en chocolate, rellana con manjar y coco que se llama “Romichoc”. Esta galleta la hago yo y a la gente le ha gustado. Pienso que el chocolate es vida para las personas, a la gente le encanta, al parecer la mezcla entre el coco y el manjar, es adictiva. Como anécdota, hay un médico que siempre viene a comprar acá y me dice “véndeme dos malditas” dice que no puede dejarlas.

Ese es mi emprendimiento, estoy muy contento porque tengo una entrada adicional con estas galletas, a la gente le gustan y mi desafío es masificarlas.

 

¿Qué resultados tuvo luego de hacer el curso?

Mis ventas aumentaron y entra mucho más gente al negocio. Yo trabajo en un barrio vulnerable, pero no por eso a la gente le gusta que los traten mal, yo siempre les deseo un buen día al terminar la compra, para mí eso es básico. La gente se va contenta.

“…me permitió tener otra visión de negocio, a ordenarme con las platas y a generar un nuevo emprendimiento”  

Cuando la gente pide algo y no está yo anoto, últimamente la gente se ha percatado de eso y me dice ¡Ah! ¡Menos mal que se acordó! ¡Así da gusto!. Uno cree que a la gente se le olvida y no, la gente agradece que uno recuerde lo que ellos andan buscando.

 

¿En qué lo ayudó este curso?

Este curso me ha ayudado a mejorar mi calidad de vida, a ordenarme y a mantener stock de productos que habitualmente lleva la gente. También me permitió tener otra visión de negocio, a ordenarme con las platas y a generar un nuevo emprendimiento. Hay cosas que uno tiene a la mano y no las ve, el curso me ayudó a ver lo que tenía a la mano y no veía.

¿Qué invitación haría a las personas que aún no han realizado el curso?

Que lo hagan sin dudar, el curso es fácil de hacer y para todas las edades, hay tutores, cualquiera puede hacer el curso. Al ser on line puede hacerlo en el horario que le acomode, si hubiese sido presencial no hubiese tenido éxito.

Agradecer a ORT Chile por la posibilidad que nos dan a muchas personas de hacer este curso que va en nuestro directo beneficio, es fácil de hacer y te da muchas garantías y otra visión de negocios, es una herramienta excelente para ver cosas que antes no veía y además te dan todas las comodidades. El curso es excelente.

 


Otros destacados